No eres un hescritor de berdá (Cuñados literarios)

hqdefault

“No eres un hescritor de berdá porque publicas por crowdfunding”, me dijeron una vez.

Medio en broma medio en serio, con ese tonito ambiguo y algo malicioso tan propio de nosotros, LOS LITERATOS. Más allá de la anécdota, me sorprendió cuán arraigadas están en nuestra forma de pensar algunas ideas del antiguo régimen, o si lo preferís, de la doble moral y el “qué dirán”. Y ya que tengo el blog bastante abandonado y me hallo de nuevo metido hasta el cuello en un nuevo crowdfunding, me gustaría compartir algunas ideas que me vienen a la mente en esta tarde de domingo.

El caso es que podría considerar esta máxima de CUÑADO LITERARIO como cierta, si no fuera por otras muchas cosas que me llegan por otro lado:

“Estoy descontento con mi editorial, pero como he firmado un contrato de larga duración tengo que esperar años para poder recuperar mi novela”

“La editorial ha quebrado y no he visto un duro de los royalties”

“Tengo que perseguir a mi editor para que me pague”

“Me han hecho una edición que no me gusta. No me han consultado para el tema de la portada. Ni siquiera me han hecho revisión ortotipográfica y se han colado erratas”

(En Camino de odio se nos colaron erratas, pero al menos tenemos la tranquilidad de que fue por no haberlas visto)

12885788_1034471439955680_1481305255501721529_o.jpg
Hay grandes editores y buenas personas en este mundillo. Lluis Rueda es la prueba.

Obviamente, no digo que este tipo de experiencias sean las únicas que uno puede encontrar con una editorial. Si dijera eso, estaría tomando una experiencia en concreto para definir el mundo, o es lo que es lo mismo, sería yo el que estaría ejerciendo de CUÑADO LITERARIO. Yo mismo soy editor y he publicado a través de editores con los que he tenido buenas experiencias: Cris y Jorge de Pulpture, Lluis y Marta de Hermenaute, o Roberto Pérez de Libros.com. No digo con esto que sean los únicos: son los que yo conozco.

davidoff.jpg
Sant Jordi 2014. Hay amor.

Pero ante todo soy un ronin, o es lo que es lo mismo, que voy por libre. Porque también he tenido malas experiencias, o las he conocido por boca de otros (y no pocos). A medida que los años pasan, me vuelvo desconfiado. Por eso me gusta trabajar con la gente que conozco. Y es un placer poder ver cómo David, uno de mis mejores amigos y director de Ronin Literario, ha crecido como editor desde que empezamos la aventura. Hasta tal punto confío en él que, muchas veces, discutiendo sobre esta o aquella corrección con los autores a los que editamos, me sorprendo a mí mismo diciendo siempre la misma frase: “Que decida David”.

verkami_b5d0411697fedf3194525c4d7e2a1b9c (2)

Gonzalo y yo podríamos haber llevado la saga a otras editoriales. Quizá nos la habrían tumbado o nos la habrían publicado. Quizá habría ido bien, quizá habría ido mal. Pero, ¿Por qué teníamos que quedarnos en el inestable mundo del quizá? Sabíamos que si se quedaba en casa y trabajábamos duro, acabaríamos publicando una novela de la que sentirnos orgullosos. Que controlaríamos cada punto del proceso de edición. A día de hoy, la novela ha llegado a todos los puntos de España, y la primera edición se ha agotado.

Tranquilo, CUÑADO LITERARIO. Tienes razón, era una tirada corta, de small press. Pero también es cierto que se ha agotado de verdad. No como muchas “segundas ediciones”, que tienen en cuenta los libros colocados, y no vendidos. Y que al cabo de un año, cuando los libreros los devuelven, esos libros son quemados para no admitir que no fueron vendidos de verdad. O, en el peor de los casos, devueltos al editor con una factura en negativo y tan toqueteados que ya no puede volver a ponerlos a la venta.

ERES UN SIMPLE MORTAL Y NO UN DIOS EN EL BLOG IMPERIO ROMANO DE XAVIER VALDERAS, MINUSVÁLIDOS EN LIBERTAD.jpg
Tranquilo, campeón, “solo eres un hombre”

Quizá ser hescritor de berdá implique tener un gran sello, palmadas en el hombro, lucir un bonito collar y tener amo. En ese caso, os lo podéis quedar para vosotros solitos. Decía Epicteto que “Los cuervos arrancan los ojos a los muertos cuando ya no les hacen falta; pero los aduladores destruyen las almas de los vivos cegándoles los ojos.”

Si renuncias al cariño y control de tu obra por satisfacer tu ego, luego no llores con lo que venga. Eso sí, serás el cuñado más feliz de la cena de navidad.

Palabra de ronin.

 

Anuncios

Hay un elfo loco en mi corazón

Hace años, Gonzalo, Pau y yo nos sentamos un verano a jugar una partida de rol del modo más inocente. Era una aventura corta, que debía mantenernos distraídos mientras el resto de jugadores (David y Arturo), lidiaban con sus respectivas dosis de vida real. Una partida íntima, jugada a tres bandas, lo que en rol significa con dos únicos personajes jugadores: Delbaeth, el elfo gladiador, y Ratón, el mediano sicario.

Este es uno de los primeros dibujos que realicé sobre cierto elfo gladiador.
Este es uno de los primeros dibujos que realicé sobre cierto elfo gladiador.

Tomás Riviera en su exhaustiva reseña sobre la que hoy es una novela, la calificó como “buddy movie”. Desde luego, eso fue también en su origen, pues las diferentes personalidades de ambos protagonistas nos mantenían a todos discutiendo, riendo y llegando a compromisos mientras intentábamos salvar un reino de Fantasía, algo en lo que progresábamos sin mucho éxito a veces, y llenos de heroísmo en otras.

Fui yo quien propuso a Gonzalo que escribiéramos esta historia, pues siempre creí que en ella había material de sobra para crear un buen libro de Fantasía.  A estas alturas podemos afirmar que la acogida por la novela ha sido increíble. Delbaeth Rising: Camino de Odio me ha reportado las mayores alegrías de mi “carrera” literaria, y lo digo con comillas al tener claro que mi futuro, al menos el inmediato, debe hollar otras sendas.

Puro amor. Puro grimdark.
Puro amor. Puro grimdark.

Es también una alegría levantar la cabeza del teclado y darse cuenta de que esta historia está bendecida por el poder de la amistad. El caso de Gonzalo, mi mejor amigo desde hace muchos años, con el que hemos construido esta novela codo con codo (ni una sola página de la novela ha sido escrita sin trabajar ambos el texto). David, sin cuya ayuda y compromiso en la edición habría sido imposible conseguir un acabado tan profesional para la historia. Darya, que comenzó siendo una extraña pero que puso las cosas tan fáciles y con tanto cariño que a día de hoy, a pesar de la distancia, es imposible considerarla una simple colaboradora.

Pero sobre todo, me acuerdo de todas las personas que nos brindaron su apoyo, que nos cedieron espacio en sus blogs, muros de Facebook, Timelines de Twitter; a los mecenas que confiaron en esta locura cuando solo tenían a mano un primer capítulo y la verborrea de dos tíos jugando con dragones frente a una cámara. Y por todas esas personas que nos jalean continuamente como a gladiadores, exigiendo con cierto tono de amenaza una nueva aventura de Delbaeth, que cierre el ciclo de los sucesos llevados a cabo en un lugar conocido comúnmente como el Reino.

images-4

Por todas ellas, por todos vosotros, por el poder de la amistad, y a pesar de que no me siento con muchas ganas de seguir escribiendo en los albores de este año de 2017, os digo que Delbaeth Rising: La enemistad de un mago todavía domina por completo mi imaginación y mis esfuerzos.

Os dimos sangre, pero pedisteis más, y tanto Gonzalo como yo os la vamos a dar.

Gracias…

Anheron: Una historia con sabor a clásico

Hoy vengo con una entrevista a Jorge Díez Miguélez, escritor de fantasía con el que tuve el gran honor de coincidir en los festivales Celsius y Niebla. Jorge es un compañero de batalla que lleva ya dos novelas a la espalda y está muy cerca de conseguir financiar la tercera de ellas, Anheron: Cenizas entre la niebla, a través de Verkami.

verkami_1c634b0f5ed830d63973afc4d99ff4f9.jpg

Una obra influenciada por la Dragonlance y las lecturas de juventud

Hola Jorge y bienvenido a mi humilde blog de escritura. ¿Cómo catalogarías la saga Anheron? ¿Qué influencias tiene?

Anheron quedaría etiquetada como fantasía épica si seguimos las categorías más al uso dentro de la fantasía. Yo diría que dentro de esta categoría será de línea clásica, es decir, de la que parece que ya no está de moda. Mundo pseudomedieval, grupo de personajes multirracial, viajes, trasfondo de guerra, facciones del bien y el mal claramente diferenciadas.

Mis influencias han venido de todos mis gustos de adolescente: libros, películas, videojuegos, juegos de mesa… Todo empezó con las Crónicas de la Dragonlance, que se puede decir que fue el germen de cultivo para la idea de escribir mi propia historia. Adapté el mundo de Weis y Hickman a mis intereses y lo fui moldeando con Hero-Quest, Dugeons&Dragons, Warhammer, Diablo, Heroes of Might & Magic, El Señor de los Anillos… Así he ido creando una historia propia y única.

pic338410.jpg

“Tardé más de 18 años en escribir los dos primeros libros de la saga”

– Jorge Díez Miguélez

Sentimientos de Cuero y Acero y La Ruptura del Equilibrio han sido los dos primeros libros de los cuatro de que constará Anheron. En escribir ambos tardé más de 18 años. Fue un proyecto que comencé con 17 y que fui realizando poco a poco, algo personal, para mí, para darme el gustazo, sin la idea de publicarlo.

Pasó el tiempo y todo cambió a través de Internet, así que, animado por mi mujer, me decidí a dar el salto a la autoedición. Porque, realmente, ¿para qué sirve un libro si no lo lee nadie?  El primer libro es introductorio a la saga y al mundo de Anheron, por lo que se queda algo cojo si no se leen los demás. Este volumen es esencialmente de aventuras, no es autoconclusivo, pero sí que cierra una fase de la historia. Tendemos a valorar una saga por su primer libro y es un error, debes valorarla al terminar el último.

15304459_758610724292260_5577356352680453285_o.jpg

El segundo es esencialmente bélico, se centra en el desarrollo de la guerra como tal. Ya se consolida la trama, se van conociendo a “los malos” que en el primero quedan solo abocetados, y se empiezan a dar respuesta a las múltiples preguntas planteadas en el primero.

En Cenizas entre la Niebla se vuelve a la aventura, dejando la parte bélica para el cuarto. Se llega al cénit de la historia y se desvelan todas las bazas.

¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué le dirías a un autor que esté empezando ahora que ya tienes dos libros publicados?

No recomiendo a ningún escrito novel comenzar por una saga. En el primer libro, cometes muchos errores que podrás pulir en tus próximas publicaciones. Pero si es una saga, te ocurrirá que el primer libro de la misma probablemente sea el más flojo de todos y, sin embargo, es la tarjeta de presentación para los lectores, que tienen que decidir si siguen con los demás o no.

 

“No es un libro solo de hostias y batallas. He intentado reflexionar sobre nuestra sociedad, aprovechando la visión de las otras razas que habitan Anheron. He creado una historia y un mundo que se van revelando muy lentamente, a lo largo de cada libro”

– Jorge Díez Miguélez

¿Qué le dirías al lector? ¿Qué crees que tiene esta obra de especial y qué puede aportar al amante de la Fantasía?

Lo principal que la hace singular es que es mía. No lo entiendas como arrogancia. Es la historia que siempre quise crear y a la que he dedicado más de la mitad de mi vida. Está hecha con mucho esfuerzo y dedicación.

No es un libro solo de hostias y batallas. Hay diálogos y reflexiones, muchas descripciones minuciosas. He intentado reflexionar sobre nuestra sociedad, aprovechando la visión de las otras razas que habitan Anheron. He creado una historia y un mundo que se van revelando muy lentamente, a lo largo de cada libro, la idea es despertar el interés del lector poco a poco.

Pero, por encima de todo, he intentado trabajar mucho los personajes. Son la esencia de Anheron.

Una obra cimentada en sus personajes

¿Puedes hablarnos de los personajes?

Lo primero que hice fue elegir un grupo de personajes con los que quería montar una trama, y ellos son el pilar principal de Anheron. Protagonistas, secundarios y antagonistas van evolucionando página tras página, al igual que las relaciones que les unen a lo largo de la saga.

La historia tiene tres personajes principales: Zarec, no es un héroe al uso, se encuentra en una situación que le queda grande y va madurando a lo largo de la historia; Ralán, un elfo atípico y un protagonista atípico (no puedo decir por qué); y Myrka, un chica de vida difícil que se va ganando al lector (lo que no ocurre con Zarec, creo que algunos le cogen hasta manía)

15134643_750148951805104_724238331713039643_n
Jorge Díez Miguélez, el padre de la criatura (foto de archivo)

Luego está Erik, un secundario de los que gustan y que se llama como mi hijo (lo que no ha sido una coincidencia…) Y no podíamos olvidarnos de Lord Kharon-Ra, el malo malísimo, que conocemos en primero persona. Algo que ha gustado a muchos lectores.

Considero que es el elenco de personajes lo que aporta verdadero valor a los libros. Por las valoraciones de los lectores, creo que he en cierta medida he conseguido este objetivo.

Sé que es una pregunta difícil, pero también la más valiosa ¿Por qué apoyar Anheron: Cenizas entre la niebla?

Si has llegado leyendo hasta aquí, es que te ha despertado la curiosidad, ¿no? ¡Pues sáciala!

Si te gusta el género (sobre todo la Dragonlance), estoy seguro de que no te defraudará la historia. Las ventajas del Verkami son varias, ya sea la de convertirse en mecenas y ayudar a que la historia se convierta en realidad, o por los obsequios que incluyen las recompensas o, simplemente, para conseguir los 3 libros publicados con algo de descuento…

15073509_751413578345308_2759952594870859673_n

 

Pues ya le habéis oído, amigos y amigas. Solo hay una oportunidad de convertirse, si no en creador, sí en artífice de esta novela de Fantasía. Considero que 18 años de trabajo se merecen cuanto menos, nuestra curiosidad. Yo ya he apoyado la campaña de Anheron y os invito a que le echéis un ojo en este enlace.

 

 

¿Qué podemos aprender de Luna?

LA LUNA QUIERE MATARTE. Y TIENE MIL FORMAS DE CONSEGUIRLO.

La gélida acritud del vacío. La letal lluvia radiactiva. El polvo que la recubre, tan viejo como la Tierra. La creciente debilidad de los huesos… O puedes quedarte sin dinero para agua. O para aire. O puedes caer en desgracia con uno de los Cinco Dragones, las corporaciones que dirigen la Luna y controlan sus amplios recursos. Pero te quedas, porque la Luna puede hacerte más rico de lo que eres capaz de imaginar…, mientras sigas con vida.

Adriana Corta tiene ochenta años. Su familia dirige Corta Hélio. Han sobrevivido a las implacables guerras corporativas y a la peligrosa paz subsiguiente. Pero ahora esa paz se resquebraja. Es probable que Adriana tenga que morir, aunque no la matarán sus rivales ni la Luna. Sea cual sea su destino, sin embargo, Corta Hélio no morirá.

 

22345g

 

Esto nos cuenta la sinopsis de Luna (Luna nueva), primera novela de la trilogía de ciencia ficción de Ian McDonald. Pero este blog no es un portal de reseñas, sino más bien de reflexiones acerca de lo que cada novela puede enseñarnos a la hora de escribir. Así que…

 

El delicado arte de pintar cuadros con palabras: las descripciones.

 

“A veces te dejas llevar por un lirismo que no acabo de comprender”

Fue una de las primeras (y no últimas) críticas que recibí cuando todavía buscaba mi estilo. Ahora me sirve para ilustrar, aunque no sé si demasiado, uno de los temas más complicados de la escritura: las descripciones. Y digo que no sé si demasiado porque, como otras veces, me resisto a creer que hay una sola forma de hacer las cosas. No pretendo dar lecciones, sino poner por escrito las enseñanzas e impresiones que extraigo de cada lectura. Veamos.

 

bbbf18b440edea83f8f7a1ec5c1f7f68
Esto es Venecia, algo que sabrás si te gusta el arte. ¿Pero, y si no ha sido así?

 

Todos sabemos, a estas alturas, lo que es una descripción y el papel que en narrativa juega este recurso, teniendo en cuenta que a diferencia de otros medios como por ejemplo el cómic o el audiovisual, no contamos con un soporte gráfico. Es decir, no podemos confiar en otra cosa que las PALABRAS (¡bonitas, os quiero!) para construir las imágenes, rostros, escenarios, etc., que aparecen en nuestra historia.

 

Entiendo la descripción literaria como un equilibrio de datos e impresiones. Cuando este equilibrio se rompe en favor de los datos, corremos el riesgo de caer en una mera enumeración de elementos. Algo aburrido, previsible.

Cuando se rompe a favor de las impresiones, es cuando nos llevamos por ese lirismo incomprensible que tan acertadamente me achacaron en su día. Es incomprensible porque el receptor carece de las referencias necesarias para asimilarlo y disfrutarlo. Es decir, sacamos al lector (nuestro primer valedor) de nuestra propia historia.

 

No me entendáis mal. En general me gusta el estilo “impresionista” de McDonald (y otros autores). Pero me va bien para ilustrar los peligros de la lírica, y reflexionar sobre lo frágil que es el equilibrio entre datos e impresiones. Doña Sierpe me pedía ejemplos concretos y yo soy un chico obediente, así que ahí va.

 

Está entre las cosechadoras de helio, tan feas como todo lo lunar, adustas y utilitarias. Es un caos difícil de asimilar con una ojeada. Las vigas sujetan complejos de Arquímedes, tamices y cintas transportadoras. Brazos con espejos siguen al sol y concentran la energía e alambiques que separan el helio-3 del regolito. Esferas recolectoras, cada una marcada con su cosecha. Los Corta exportan helio-3, pero también destilan hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, el combustible de la vida. Tornillos de Arquímedes de alta velocidad traspasan los desechos a cañones que los lanzan en un arco de un kilómetro de altura antes de caer en chorros de polvo, como fuentes invertidas. La luz de la tierra se refracta en el fino polvo y las partículas de vidrio, creando arcoíris. Marina se dirige a la línea de samba. Diez extractores procesan un frente de cinco kilómetros, avanzando a paso de tortuga sobre unas ruedas que triplican a Marina en estatura. El cercano horizonte oculta parcialmente los extractores de los extremos de la línea. Las ruedas de cangilones levantan toneladas de regolito con cada paletada, en perfecta sincronización: cabezas que asienten. Marina imagina tortugas kaiju con fortalezas medievales en el caparazón. Godzilla debería estar combatiendo esas cosas. Siente la vibración de la industria a través de las botas del trácsup, pero no oye nada. Todo es silencio. Sube la vista hacia las baterías de espejos y los chorros de desechos que la sobrevuelan; se vuelve para mirar las huellas paralelas. Tiene ante sí la cresta de Roma Messier. Este es su lugar de trabajo. Es su mundo.

 

 

Desde luego es una apuesta valiente. Y una sucesión de imágenes muy bien construidas. El problema para, mí como lector, es que en todo el chorro de imágenes no entiendo qué (coño) está haciendo Marina. Quizá es cosa mía, pero me siento empujado de la escena por el exceso de información. Y lo peor de todo, no comprendo esa escena.
Toda la novela tiene este estilo trepidante, en el que la información pasa ante nuestros ojos como verdadera maravilla. O corres con el narrador, o te adaptas al frenético ritmo de Luna, o sales despedido. En general me ha gustado, me recuerda al estilo directo y molón de Gibson en Neuromante, y eso son palabras mayores. Pero una cosa es el discurso interior, los diálogos, los personajes, y otra son las descripciones. Estas son la referencia visual y espacial en el que se basa toda mi novela. Así que haré las cosas sencillas y me preocuparé de que las descripciones se entiendan.

635928747947370983-1477066197_tumblr_inline_nbhdm4EKgZ1smpmpn

 

En el futuro, y teniendo en cuenta lo muy dado que soy a la lírica, al impresionismo mediante las palabras, tendré cuidado de no romper el equilibrio. Especialmente porque, de momento, ni siquiera soy tan bueno pintando cuadros con palabras como es el señor Ian McDonald. Para muestra, y porque no quiero por enemigo a un irlandés, la mejor descripción de un bar que he leído:

 

 

Worldbombing

Sí, sí. Has leído bien. Rizar el rizo, la etiqueta de la etiqueta, el anglicanismo del anglicanismo. Si escribes Fantasía ya sabes lo bien que queda hablar de Worldbuilding para lo que en román paladino significa “la construcción de nuestro mundo de Fantasía”. Es el gran tema de la novela fantástica, y para mí consta de dos apartados igualmente importantes:

  1. Crear un mundo original y lógico
  2. Presentarlo al lector

En Luna, he encontrado con el Worldbombing, es decir, el arte de hacer de resolver el punto 2 mediante el bombardeo.

Es decir, hacer conocer al lector sobre nuestro mundo no por las explicaciones del narrador, sino por la continua y muy estudiada aparición de mismos conceptos concretos, hasta que estos se graban en nuestra memoria y, por contexto, vamos creándonos una idea de lo que significan.

Los muchos términos que aparecen en la novela, tales como los tráncsup, familiar, madrinha, Moonbeam, etc., no son explicados en ningún momento por el narrador. O los coges al vuelo, o que te zurzan. Pero no te preocupes, porque volverán a aparecer una y otra vez, hasta que tú mismo consigas ubicarlos. Desde luego, muy interesante para presentar mundos distintos al nuestro, sin hacer que nuestra novela parezca una enciclopedia de las tochas.

 

starshiptroopers2

¿Desea saber más?

Recordad, esforzados lectores y/o sufridos escribientes, que hay una manera mejor de aprender a escribir que leyendo este blog, y es leyendo a secas.

Ficha de Luna en goodreads

Hacedme un gran favor y sacadle todo el jugo a vuestras lecturas.

 

 

Víctor Blanco

Twitter

Facebook

Róndola, la reinvención del cuento de hadas

La estulticia otrivelina

Róndola. Sofía Rhei. Minotauro. Tapa dura con sobrecubierta, 596 págs. 21.95 €

Erase una vez un mundo con forma de rosquilla dividido en tres reinos: Tertius, Dritte y Kolmansien. En Tertius, existía una ruleta que designaba tareas a los guerreros/as y paladines del reino para alcanzar la fama y la grandeza, y por tanto todos los días se formaba una larga cola de guerreros para probar suerte y cumplir su destino. Un buen día la tarea más improbable fue asignada al paladín con menos experiencia, debía rescatar a la princesa del reino de Tertius del cautiverio de un dragón.

Erase también una vez una princesa que no sabía que estaba cautiva en el castillo de un dragón, sino que creía que asistía a una prestigiosa academia de costura con otras princesas de otras razas muy diferentes. En esa academia eran educadas según las once virtudes que una dama debía tener…

Ver la entrada original 1.014 palabras más

Entrevista a Raquel Mayorga, maestra de la katana

La Nave Invisible

A La Nave llegan botes desde muchos lugares, algunos remotos, otros cercanos. Hoy llega a nuestra cubierta un extraño híbrido: Raquel Mayorga, la maestra de primaria que esgrimió la katana y dio el salto a la novela de género para adultos con un chambara escrito desde el Mediterráneo.

Polifacética juntaletras, Raquel es, además de escritora, ilustradora y maestra: un verdadero todoterreno, vaya. Pero no quiero extenderme más en presentaciones, pues es mejor que conozcáis las hazañas de esta gran autora por sus propias palabras.

¡Un fuerte aplauso para recibirla!

r-mayorga-entrevista¿En qué momento empezaste a escribir? ¿Es una vocación desde siempre?

Una de mis mayores pasiones son las historias: escucharlas, leerlas e inventarlas.

Mi cabeza siempre ha dado rienda suelta a la imaginación, espoleada por mis padres y abuelos y secundada por quienes compartieron infancia conmigo. Fue entonces cuando comencé a intentar poner mis ideas por escrito (de vez en…

Ver la entrada original 2.085 palabras más