Hay un elfo loco en mi corazón

Hace años, Gonzalo, Pau y yo nos sentamos un verano a jugar una partida de rol del modo más inocente. Era una aventura corta, que debía mantenernos distraídos mientras el resto de jugadores (David y Arturo), lidiaban con sus respectivas dosis de vida real. Una partida íntima, jugada a tres bandas, lo que en rol significa con dos únicos personajes jugadores: Delbaeth, el elfo gladiador, y Ratón, el mediano sicario.

Este es uno de los primeros dibujos que realicé sobre cierto elfo gladiador.
Este es uno de los primeros dibujos que realicé sobre cierto elfo gladiador.

Tomás Riviera en su exhaustiva reseña sobre la que hoy es una novela, la calificó como “buddy movie”. Desde luego, eso fue también en su origen, pues las diferentes personalidades de ambos protagonistas nos mantenían a todos discutiendo, riendo y llegando a compromisos mientras intentábamos salvar un reino de Fantasía, algo en lo que progresábamos sin mucho éxito a veces, y llenos de heroísmo en otras.

Fui yo quien propuso a Gonzalo que escribiéramos esta historia, pues siempre creí que en ella había material de sobra para crear un buen libro de Fantasía.  A estas alturas podemos afirmar que la acogida por la novela ha sido increíble. Delbaeth Rising: Camino de Odio me ha reportado las mayores alegrías de mi “carrera” literaria, y lo digo con comillas al tener claro que mi futuro, al menos el inmediato, debe hollar otras sendas.

Puro amor. Puro grimdark.
Puro amor. Puro grimdark.

Es también una alegría levantar la cabeza del teclado y darse cuenta de que esta historia está bendecida por el poder de la amistad. El caso de Gonzalo, mi mejor amigo desde hace muchos años, con el que hemos construido esta novela codo con codo (ni una sola página de la novela ha sido escrita sin trabajar ambos el texto). David, sin cuya ayuda y compromiso en la edición habría sido imposible conseguir un acabado tan profesional para la historia. Darya, que comenzó siendo una extraña pero que puso las cosas tan fáciles y con tanto cariño que a día de hoy, a pesar de la distancia, es imposible considerarla una simple colaboradora.

Pero sobre todo, me acuerdo de todas las personas que nos brindaron su apoyo, que nos cedieron espacio en sus blogs, muros de Facebook, Timelines de Twitter; a los mecenas que confiaron en esta locura cuando solo tenían a mano un primer capítulo y la verborrea de dos tíos jugando con dragones frente a una cámara. Y por todas esas personas que nos jalean continuamente como a gladiadores, exigiendo con cierto tono de amenaza una nueva aventura de Delbaeth, que cierre el ciclo de los sucesos llevados a cabo en un lugar conocido comúnmente como el Reino.

images-4

Por todas ellas, por todos vosotros, por el poder de la amistad, y a pesar de que no me siento con muchas ganas de seguir escribiendo en los albores de este año de 2017, os digo que Delbaeth Rising: La enemistad de un mago todavía domina por completo mi imaginación y mis esfuerzos.

Os dimos sangre, pero pedisteis más, y tanto Gonzalo como yo os la vamos a dar.

Gracias…

Anuncios

¿Qué podemos aprender de Los que Ignoran?

 

La expedición del almirante Alara ha encontrado un nuevo territorio que podría ser la deseada Tierra Prometida. El Imperio está de enhorabuena; han sido muchos los años de búsquedas infructuosas.
Al otro lado del océano, la anexión del agitado reino de Guinakia concede un respiro en la franja oriental. El futuro se muestra esperanzador por primera vez en décadas. ¿O no?

 30655843.jpg

 

Esto nos cuenta la sinopsis de Los que Ignoran, novela breve de fantasía grimdark que está a la espera de publicar su secuela. Pero este blog no es un portal de reseñas, sino más reflexiones de lo que cada novela puede enseñarnos a la hora de escribir. Así que…

 

¿Qué podemos aprender leyendo Los que Ignoran?

 

La narrativa de los sentidos

Las escuelas de magia en Los que Ignoran son cuatro.

  • los que catan
  • los que oyen
  • los que miran
  • los que tocan

Dicho de otro modo, tienen que ver con los sentidos. Esto obliga al escritor a narrar desde una perspectiva mucho más amplia que la de la vista. Es un éxito narrativo en la novela, así que lo tendré en cuenta para futuros trabajos.

giphy (1).gif

A veces me doy cuenta de que, a la hora de escribir, me ciño demasiado a lo visual. Al hacerlo me limito, me automutilo. Pierdo un gran abanico de posibilidades, sobre todo al describir a un personaje.

Lo que vemos es importante, pero lo que hay más allá de la vista puede ser mucho más descriptivo. Algunos ejemplos:

¿Cómo huele una persona y qué puede decirnos eso de su forma de ser, de su extracción social, incluso…de sus secretos? ¿Cómo es su voz? ¿Es molesta, impertinente? ¿O por el contrario agradable al oído, zalamera? ¿Cómo gesticula ? ¿Es parca en movimientos, o por el contrario, dada a reforzar sus palabras con ademanes?

Los que Ignoran es una novela en la que la percepción de los personajes está muy cuidada. Pero ¿basta con lo que sucede en el mundo interior, o  inmediatamente externo de los personajes, para construir una novela?

  

La importancia de la narrativa ambiental

Leyendo Los que Ignoran también he recordado que, por mucha importancia que le demos al personaje, no podemos relegar la novela a la percepción que el mismo hace de la realidad.

Me recuerdo a mí mismo que, en ocasiones, el narrador debe salirse del discurso interior y hablarnos del ambiente que rodea al protagonista. No me refiero a la descripción que en un momento dado podemos hacer desde sus ojos, sino precisamente, a todo lo que lo envuelve. Sea o no percibido, le llame más o menos la atención.

Dollarphotoclub_58368809-1024x682.jpg

Algunos ejemplos:

Las muchedumbres o, por el contrario, el sosiego de un escenario solitario. El estado de la luz solar en el momento en que se desarrolla la trama. Los sonidos del bosque, de la ciudad. Los paisajes, las decoraciones de las estancias. Las estaciones.

 

Una voz para cada personaje

Hemos dicho que Los que Ignoran es una novela de personajes, y en la construcción de los mismos radica su éxito narrativo.

Uno de los rasgos que hacen más verosímiles los diálogos es poder reconocer a quienes hablan por la forma que tienen de expresarse. Dicho de otro modo, el arte de que cada uno de ellos constituya una voz propia dentro de la novela, desvinculada del narrador, pero también de los demás actores que intervienen en la trama.

 

A través de una cuidada elección del léxico, utilización de frases hechas y muletillas que se repiten hasta conformar un habla concreta, Roberto Alhambra consigue en esta novela que los actores resulten muy vívidos y verosímiles en los diálogos.

Algunos ejemplos:

  • El habla cauta, sinuosa, del embajador guinako: “creo que” “deberíamos…”
  • No todo el mundo es locuaz. Resulta muy impactante y característica, por ejemplo, el habla lacónica. La conseguiremos con frases cortas, nunca conectadas entre sí.

 

Cicerosenate.jpg
Lección aprendida: no hace falta que todos mis personajes hagan discursos como los de Cicerón

 

El lenguaje en Los que ignoran es un éxito que responde a una labor todavía más grande de construcción de personajes. Motivaciones, desventajas… incluso tics y TOCs (véase Alara). Saco de aquí ideas muy interesantes para hacer personajes no solo carismáticos, sino algo mucho más difícil: creíbles, humanos.

 

Sí he notado a veces la mano del autor detrás de esto, así que intentaré aplicarlo con mucha sutileza en mis futuras novelas. Aunque soy consciente de que esto es algo más fácil de decir que de hacer.

 

Pero en cualquier caso, el trabajo cumple con su cometido y nos ayuda no solo a reconocer fácilmente a quienes hablan, sino a perfilarlos rápidamente según la doctrina del “menos es más” de la que el escritor hace gala en toda la novela.

 

¿Desea saber más?

starshiptroopers2.jpg

Me dejo cosas en el tintero con Los que Ignoran.

Por ejemplo, la cotidianidad, o incluso vulgaridad, en la Fantasía. Las escenas de sexo. O la construcción de una protagonista irresistible, como Sura. Pero no puedo ni quiero sacar toda la artillería en el primer artículo. En cualquier caso, si deseáis saber más, siempre podéis sacar conclusiones por vosotros mismos:

Ficha de Los que ignoran en goodreads

 

Nos vemos en la siguiente entrada con GRR Martin, donde volveremos a incidir en la importancia de la narrativa ambiental. 

 

Hacedme un gran favor y sacadle todo el jugo a vuestras lecturas.

 

 

Víctor Blanco

Twitter

Facebook